miércoles, 4 de mayo de 2011

Espejo con viejos broches de colores

espejo.JPG
Las niñas crecen… y muchas de esas cosas que solían usar las podemos reciclar. En este caso, realizamos un bonito y divertido espejo con viejos broches de colores. Junta todos los que guardaban y podrás decorar su cuarto con motivos primaverales.

Materiales:
Broches coloridos
Espejo
Marco de madera
Pegamento siliconado para vidrio
Pegamento universal
Pintura acrílica color blanco
Paso a paso:

Primero pinta el marco con pintura acrílica y deja secar. Aplica dos manos para tapar alguna imperfección. Ahora toma los broches que hayas conseguido y deja solo la parte colorida, es decir, quedate solo con la forma del broche. Una vez que la pintura del marco este seca, comienza a pegar los broches por todo la superficie. Por último pega el espejo al marco con el pegamento siliconado para vidrios. Deja secar el pegamento y luego podrás colgarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada