sábado, 7 de mayo de 2011

Velas con caracoles


velasencaracoles.jpg
La próxima vez que vayas a la playa recuerda llevar una bolsita para recolectar caracoles y conchas de mar, porque puedes hacer con ellas velas para usar como centros de mesa o decorar un rincón de tu casa.
Una vez consumidas se pueden volver a llenar con parafina y el mismo caracol lo utilizarás una y otra vez; puedes entonces recurrir a las conchas que atesoras como recuerdo de tus últimas vacaciones sin temor a estropearlas. A continuación verás qué fácil y divertido es hacer velas con caracoles.
Materiales:
Caracoles y conchas de mar
Parafina
Pabilo
Colorante
Palito de metal
Paso a paso:
Elige los caracoles y las conchas más grandes para hacer las velas, lávalas bien con un cepillito para desprender la arena y las lapas y déjalas secar.
Pon trozos de parafina en varias latas y colócalas a baño María. Una vez derretida la parafina, coloca en cada lata unas gotas de colorante y revuelve para lograr un color parejo. Llena cada caracol con un color diferente de parafina, deja secar, haz un agujerito con el palito de metal e inserta un trozo pequeño de pabilo en el hueco.
Pon unas gotitas de parafina alrededor del pabilo para fijarlo y luego calienta la parte redonda de una cucharita y pásala sobre la superficie de la vela para emparejarla. Haz el mismo procedimiento para hacer diferentes velas en conchas, caracoles, caparazones de moluscos, etc.
Las velas de caracoles aportan al ambiente frescura, reminiscencias de las vacaciones y aroma del mar. Puede ser muy divertido armar una cajita con arena o piedras y colocar sobre ella las velas con caracoles y otros elementos como estrellas de mar, piedras o ramas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada